La sobreestimulación en el entorno de nuestros hijos - MissBabysitter

La sobreestimulación en el entorno de nuestros hijos

La sobreestimulación en el entorno de nuestros hijos

La sobreestimulación en el entorno de nuestros hijos

Los padres y cuidadores (niñeras, canguros, profesores, abuelos, vecinos…) tienen la responsabilidad de mediar entre el mundo y nuestros niños. Las nuevas tecnologías y el rápido crecimiento de la industria de juguetes de plástico y electrónicos son abrumadores para todo aquel que se involucra en la educación de los más pequeños.

Nosotros, como padres, tenemos dificultades para decir “no” a los regalos de familiares y amigos. “¿Seré grosero si digo claramente: no queremos juguetes de plástico como regalo para nuestra niña? Ni siquiera para su cumpleaños, Navidad, su Santo, su aniversario, primer diente … o cualquier otra excusa que pueda usarse para dar un regalo. Simplemente no los queremos, punto”. Pero luego obtienes las mismas respuestas de siempre: “Pobre niña, a ella le encantará … etc.” Y yo pienso que a ella le encantará cualquier cosa que le den. Desde una caja vacía a una casa de Barbie de diez pisos, pero ese no es el punto.

El punto es que los niños no deben recibir más juguetes de con los que pueden jugar. No deberían guardarlos sin ningún motivo para nunca ser utilizados de nuevo, convirtiendo sus habitaciones en salas de almacenamiento, repletas de coloridos juguetes que alteran la paz interna de cualquiera que viva allí.

¿Alguna vez te has sentido un poco mareado en una tienda de juguetes o en un centro comercial después de pasar un tiempo allí con colores, formas, cantidad de cajas y opciones sobre estimulantes? A mi me ha pasado varias veces, y esa es la razón por la que creo que la habitación de nuestro hijo debe parecerse a esos lugares lo menos posible.

Estudios recientes demuestran que estar rodeado por un entorno limpio, organizado y simplista nos ayuda a tener una mente más limpia y a concentrarnos mejor. Esto ayuda al niño a escuchar los impulsos internos y jugar con objetos o juguetes que responden a una curiosidad genuina. La belleza es tener un juego autodirigido, no un juego impulsado por juguetes, ya que normalmente disfrutamos más haciendo algo que llama verdaderamente nuestra atención desde nuestro interior en lugar de algo que se nos expone externamente.

Tomando todo esto en cuenta, animo a los padres y niñeras a evitar los juguetes demasiado complicados que hacen que el niño no deba pensar o intuir más de la cuenta. Déjalos hacer con poco, y crearán más. Dales muchos juguetes que hagan muchas cosas y crearán muy poco y se volverán vagos.

En MissBabysitter creemos que menos es más y lo aplicamos a nuestro estilo de vida y valores en todo lo que hacemos.

 

MissBabysitter

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.